NICOLAS
La Comunidad Siervos de Cristo Vivo se une a toda la Iglesia Católica  Dominicana y especialmente a la Arquidiócesis de Santo Domingo para celebrar las  bodas de plata del Cardenal Nicolás de Jesús Lopez Rodríguez.

SU EMINENCIA  RECIBIÓ LA INVESTIDURA CARDENALICIA EL 28 DE JUNIO DE  1991, SIENDO ARZOBISPO PRIMADO DE AMÉRICA, CARGO QUE EJERCE DESDE HACE 36 AÑOS.

Monseñor López Rodríguez fue nombrado Cardenal  diez años después de haber sido designado Arzobispo de Santo Domingo por el Papa Juan Pablo II, quien le entregó el birrete y la bula de su nombramiento durante una ceremonia, celebrada en la Basílica de San Pedro.
Mons. Nicolas
 

Arzobispo Primado de América

“Poco después fue elegido presidente de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano (CELAM) y encabezó el tercer sínodo continental llamado Conferencia de Santo Domingo, que fue celebrado en la capital dominicana en ocasión de los 500 años del Descubrimiento de América.

Con el birrete y el anillo cardenalicio, que le colocó el mismo Papa Wojtila, el Arzobispo López Rodríguez pasó a formar parte del Colegio de los Cardenales de la Santa Iglesia Romana, con pleno derecho a participar en la elección del Romano Pontífice y a ser electo él mismo para ocupar la más alta cátedra de la Iglesia Católica.” ( Listín Diario)

Ha participado en la elección de dos Pontífices,  el Papa Emérito Benedicto XVI y el Papa Francisco.

PAPA Y NICOLAS
EL Papa Francisco con Su Eminencia el Cardenal López Rodriguez y sus Obispos Auxiliares en la Visita Ad Limina.
Nuestra CSCV se siente profundamente agradecida del Cardenal, por su cercanía paternal que ha tenido con nosotros desde nuestra fundación en el 1982.  No olvidaremos con agradecimiento que fue él quien aprobó nuestros Estatutos  y ha estado acompañándonos a través de los años en nuestras diferentes actividades y fundaciones arquidiocesanas, como lo fue la Casa Madre,  “Casa de la Anunciación”  y la “Escuela de Evangelización San Juan Pablo Il” y “Casa de Retiros Emiliano Tardif.”  Inolvidable para nosotros su paternal acompañamiento cuando el padre Tardif murió y luego en la Construcción y Consagración de la Iglesia Jesucristo Resucitado donde hoy reposan sus restos, por decisión de Su Eminencia, en una Cripta construida para tal fin.
Eminencia: Gracias por tantos momentos entrañables vividos junto a usted. Estaremos por siempre agradecidos de Dios por su generosidad y su compañía,  y estaremos como comunidad unidos en oración por su salud y por los nuevos caminos que el Señor le lleve a partir de este tiempo de su vida.
¡FELICIDADES!

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar