UNA HISTORIA DE AMOR

Crónicas de la Comunidad Siervos de Cristo Vivo.

Crónica número 2

Los años 1973 a 1982

Nidia y John Fleury

Al celebrarse  el próximo 8 de junio, los 17 años de la partida al cielo de nuestro amado P. Emiliano, retomamos la publicación de estas crónicas sobre nuestra querida CSCV.

A Los ocho 27 nov 82

Los ocho, 27 noviembre 82

P. Emiliano, Pura, Emenegilda, John, Nidia, María, Evaristo y Yolanda

¿Cómo llegaron los primeros ocho?

Antes de conocer al Padre Emiliano, los siete de nosotros ya habíamos llegado a conocer a los Misioneros del Sagrado Corazón a través de otros de sus sacerdotes. Verdaderamente podemos decir que los Misioneros eran y son nuestros “tíos espirituales”.

Todos nosotros, los ocho, recibimos el Bautismo en el Espíritu Santo entre los años 1973 y 1976. En estos cuatro años el Espíritu de Dios sembró la semilla de su Comunidad:

María Armenteros, de Santo Domingo, esposa y madre de cinco hijos, recibió su Bautismo en el Espíritu de la mano del P. Jaime Burke O.P. el 21 de enero de 1973.

El P. Emiliano Tardif MSC, de Quebec, Canadá, -sanado de tuberculosis pulmonar en julio de 1973-, recibió el Bautismo en el Espíritu el 24 septiembre de 1973.

Evaristo y Yolanda Guzmán de Nagua, recibieron el Bautismo en el Espíritu, Evaristo en diciembre de 1973 y Yolanda en septiembre de 1974;

John Fleury, de Londres, Inglaterra, recibió el Bautismo en el Espíritu en Madrid, el 27 de agosto de 1974.

Nidia Díaz de Fleury de Moca, República Dominicana, recibió el Bautismo en el Espíritu el domingo de Pentecostés en Madrid, el 18 de mayo de 1975.

“Pura” Ana María Deogracia, de Samaná, recibió el Bautismo en el Espíritu en octubre de 1976.

Emenegilda Almánzar, de La Romana, recibió el Bautismo en el Espíritu también en 1976.

El primer retiro

Los primeros tres, junto a Yolanda, tuvieron su primer retiro los días 30 y 31 de julio de 1980, con el entonces Padre, actual Monseñor Ramón de la Rosa.  Quisieron discernir la moción del Espíritu que habían recibido en septiembre del año 1979, cuando estaban en Quito, Ecuador. El Señor les había hablado sobre la necesidad de formar una comunidad para respaldar la actividad intensa de evangelización.  El mismo Señor les dijo “Fundarán una comunidad que se llamará Comunidad Siervos de Cristo Vivo”.

Aquel retiro tuvo lugar en Samaná, en la casa del P. Enrique Potvin, msc (conocido con afecto por sus parroquianos como “El Tiburón de la Bahía”). Allí vivía el P. Enrique, párroco de Samaná y un equipo de catequistas incluyendo a Pura, a quien encontraron y conocieron en esos días.

¿Cómo llegamos a juntarnos?

El P. Emiliano, María y Evaristo pasaron por Madrid, España, en los primeros días de mayo 1981,para impartir un retiro a la Renovación Carismática Católica. Iban camino a Roma para participar en el Encuentro Mundial de Líderes de la Renovación Católica Carismática.

Fue entonces cuando nos conocimos y nos hicimos amigos. Efectivamente John fue el “chofer” del equipo durante estos días.

El Padre Emiliano se hospedó con los Misioneros del Sagrado Corazón, donde también vivió el P. Alejandro Díez Macho msc, amigo nuestro y asesor de nuestro grupo de oración. Evaristo se quedó con nosotros en nuestro apartamento, y María con una amiga nuestra.

Conocimos por primera vez a un joven sacerdote quien pronto se excusó para salir a Extremadura -en el lejano oeste de España-, para investigar los orígenes de una devoción.  Es aquí donde se sembró en John la semilla de su amor por Nuestra Señora de Altagracia, por el joven Padre Ramón de la Rosa.

El Poder del Espíritu

B Espíritu Paloma copy 2

La Paloma del Espíritu Santo)

Con John como chofer, el equipo visitó a las Hnas. de la Caridad del Cardenal Sancha en Colmenar de Oreja, y el P. Emiliano presidió la celebración de la Eucaristía en Santa María de los Llanos acompañado por el párroco, el Padre Julián Cobo, el Padre Ramón de la Rosa y Evaristo.

El padre Emiliano tuvo una palabra de conocimiento para los dos hermanitos que estaban sirviendo como monaguillos. Dijo que serían sacerdotes.  Hoy día Cesar y Fernando son sacerdotes. ¡Gracias Señor!

Fue durante esta visita que John asistió a la sanación más dramática que ha visto en su vida:  al terminar la misa, unas señoras le pidieron cargar a un adolescente paralítico, y entrarle a la sacristía. Adentro, los Padres Emiliano y Ramón de la Rosa estaban quitándose los ornamentos sacerdotales, ayudados por el futuro diácono Evaristo.

John escribe «Entré, cargando al joven con mis brazos bajo sus axilas y el peso del joven descansando sobre mi pecho.  Los tres se acercaron, impusieron las manos sobre él y oraron.  En un momento, el Padre Emiliano me pidió bajar al joven para que sus pies tocaran el suelo.  En seguida, el Padre le invitó a dar un paso hacia adelante.  Sabiendo que él no podía, empujé con mi pie al pie del joven… y el salió de mis brazos ¡andando!  Claro que estaba andando con mucha dificultad.  Yo fui para sostenerle, pero el Padre Emiliano me mandó a no tocarle.  Y así a solas, el joven temblando, paso a paso, dio la vuelta de la sacristía… ¡andando!  Yo sabía que no podía caminar.  Pero, ¡estaba caminando!  Para Dios nada es imposible.  ¡Wow!»

C San Francisco

San Francisco de Asís

San Francisco de Asís – Patrón

Una vez terminado el Encuentro Mundial de Líderes de la RCC en Roma, los tres –María, Evaristo y Padre Emiliano-, decidieron irse a Asís, para seguir discerniendo la futura fundación de la comunidad. Este retiro de los tres se llevó a cabo los días 10 y 11 de mayo de 1981. Fue en aquel día 11 que, -mientras visitaban la Capilla del Santísimo en “El Eremo delle Carceri” (literalmente, «Ermita de las Cárceles») en el Monte Subasio, y tras una fuerte experiencia espiritual vivida por los tres-, decidieron escoger a San Francisco de Asís como Patrón de la futura comunidad.

Evangelizadores

Mientras tanto, todos estábamos involucrados individualmente en la evangelización:

María era directora del Equipo Nacional de la Renovación Carismática Católica, en la República Dominicana. El equipo había sido fundado por Mons. Nicolás López Rodríguez -con él mismo como Asesor-. Entre los miembros del Equipo Nacional se encontraban el Padre Emiliano, Evaristo Guzmán y el Padre Ramón De la Rosa.

Evaristo y Yolanda tuvieron una tienda en Nagua.  Sirvieron a la Iglesia a través de los MSC en la parroquia de la Altagracia, de Nagua, y más y más ayudaron al Padre Emiliano en los retiros carismáticos.

Pura Deogracia era “Animadora de Asamblea”.  Trabajaba como catequista a pleno tiempo en el equipo del P. Enrique Potvin msc, en Samaná. A la vez salió más y más a predicar con el Padre Emiliano.

Emenegilda Almanzar, profesora en el colegio de las Carmelitas, era catequista y cantaba en el coro en la parroquia San Pablo con el P. Andrés Dumas msc (Párroco), donde el P. Emiliano era el Vicario, en La Romana.

John y Nidia se conocieron en Madrid en el grupo de oración de “Martínez Campos” a fines de 1974 y se casaron el 10 de abril de 1976. En 1975 John participó en el primer Encuentro Carismático Nacional, en Aguarón, Zaragoza.

Los dos éramos servidores en el grupo de oración de la Parroquia “Pio XII” con el Padre Alejandro Díaz Macho msc. Éramos catequistas en nuestras parroquias, y John trabajaba en el equipo de intercesión de “Maranatha”.

Ecumenismo

Nidia escribe: “Como pareja, entendimos que el Señor quería que trabajáramos en el Ecumenismo, dado que yo era católica y John anglicano.  Efectivamente los dos éramos catequistas en nuestras iglesias respectivas, pertenecíamos al mismo grupo de oración católico; y a la vez asistíamos en unos Encuentros Ecuménicos internacionales: uno en Asís, Italia, otro en Exeter, Inglaterra y -además- otro en Loyola, Vascongada.

Sin embargo, Nuestra Señora tenía otros planes.  Por inspiración de la Virgen, John -después de hablar con el Padre Alejandro Díez Macho-, pidió entrar en la Iglesia católica.  El 15 de noviembre de 1981 fue recibido en la Iglesia. Su padrino fue Alejandro Rodríguez, futuro fundador de nuestra Casa de la Santísima Trinidad en Madrid.  John conserva aun el crucifijo y los libros que su padrino le entregó este día.”

8 de diciembre 1981

Nosotros, John y Nidia, estábamos de vacaciones en la República Dominicana.  El 23 de noviembre de 1981 (Fiesta de Cristo Rey) participamos con Evaristo, Yolanda, María, Pura y el Padre Emiliano en el Segundo Encuentro Carismático Nacional en el Centro Olímpico de Santo Domingo.  El P. Emiliano nos pidió contar nuestro testimonio de la Renovación en España ante una asamblea de unos 60,000 carismáticos, ¡imagínense! También estaba presente Monseñor Nicolás de Jesús López Rodríguez que había sido entronizado como el nuevo Arzobispo de Santo Domingo la semana anterior, el 15 de noviembre.  Tuvimos la oportunidad de saludarle.

Dos semanas después, en la Fiesta de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre del 1981), nos encontramos de nuevo con Mons. Nicolás cuando estaba confirmando a un grupo de jóvenes en el Colegio Quisqueya. Nos ofrecimos en sumisión a él para trabajar en la Iglesia dominicana.

E PET en su despacho

P. Emiliano en su oficina

Sabiendo que conocíamos al Padre Emiliano, nos dijo: “¿por qué no hablan con el Padre Emiliano? El sabrá mejor que yo de una parroquia que necesita a una pareja comprometida”. Así que, el 10 de diciembre, fuimos a La Romana para ver al Padre Emiliano.

10 de diciembre 1981

No podemos olvidar este hermoso encuentro en el zaguán de la parroquia San Pablo, en La Romana.  El Padre Emiliano nos recibió con mucho cariño.  Hablamos por mucho tiempo del Segundo Encuentro Carismático de dos semanas atrás.  Habían tantas cosas para compartir.Finalmente, sentados tomando un cafecito, le explicamos por qué habíamos ido a buscarle.

Después de escucharnos, se movió en su mecedora, su cara se abrió con una sonrisa generosa, y nos dijo, -como si fuese sin pensar-: “Ustedes no van a ninguna parroquia. ¡Ustedes van a quedarse conmigo!” Y entonces nos explicó que esa era la respuesta a la oración que él, María y Evaristo estaban haciendo hace tiempo al Señor,

Nos explicó que -después de predicar tantos años juntos-, se habían dado cuenta de que debían formar una comunidad, porque todo evangelizador debe salir y debe volver a la comunidad.

Pasamos todo el día en la Parroquia. Hablamos por horas y horas. El padre nos compartió la ilusión de los tres, Evaristo, María, y él, de formar una comunidad de laicos dedicada a la evangelización.

Por años nosotros, John y Nidia, habíamos compartido con el Padre Alejandro Díez Macho, en Madrid, sobre nuestras ganas de trabajar a pleno tiempo para la Iglesia. Jesús nos tenía reservada esta hermosa misión nacida de Su mismo Corazón que “arde en fuego de amor por el mundo entero”. Esa tarde la visión se convirtió en una realidad. Dos de los “primeros ocho” se habían comprometido. Desde entonces, poco a poco la Comunidad empezó a tomar forma concreta. Dentro de un par de años, seríamos cuatro de los “primeros ocho” que habríamos dejado nuestras casas para comprometernos a pleno tiempo en la nueva comunidad.

Salimos de la Parroquia aquella tarde con la invitación de venir a la República para ser, no tanto fundadores, sino la fundación de la nueva Comunidad.

Este día en La Romana, el Padre Emiliano nos pidió visitar algunas comunidades laicas en Europa para ver cómo funcionaban y traer ideas para la nueva comunidad. Así que, él mismo escribió a Hervé y Martine Catta responsables de la Comunidad Emmanuel en Paris, Francia para que nos recibieran allí por un tiempo.

Días después de este encuentro con el Padre Emiliano, visitamos a María en Jarabacoa.

F 1 María en Jarabacoa

María en Jarabacoa, Diciembre 81

F 2 Maria, Jarabacoa, Dic 81

G Tienda Yoly

La tienda “Yoly” en Nagua, con Nidia, Yolanda y Evaristo en medio)

Y seguimos a Nagua donde encontramos a Evaristo y Yolanda trabajando en”El Escándalo”, su tienda.

 

H Basílica P. De la Rosa y John

La Basílica de Higüey con P. De la Rosa y John)

Otro día visitamos al Padre de la Rosa en Higüey y quedamos a dormir en la casa de su madre, Mami Nena. (Recordamos aquella madrugada cuando la voz del panadero nos despertó, al repartir el pan puerta a puerta, cantando a toda voz “Alabaré, Alabaré…”).

Así que, el 12 de enero de 1982, volvimos a España.

Discernimiento en España:

Un detalle más: supimos que estábamos -quizás-, demasiado entusiasmados.  Decidimos -por prudencia-, pedir el discernimiento del equipo de servidores de nuestro Grupo de Oración “Maranatha” en Madrid.  Ellos nos pidieron darles un tiempo para orar.  A la semana nos confirmaron enviando como mensajero a nuestro amigo Alejandro Rodríguez con el texto donde San Pablo envía a Tíquico y Onésimo a los Colosenses (Col. 4, 7-9).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Emmanuel

Foto de Alejandro Rodríguez tomado algunos años más tarde)

Nidia escribe “En la fiesta de San José -el 19 de marzo 1982- tomamos el avión para Paris. Ya en vuelo, el Señor me trajo a la memoria el texto que me había dado en el barco el año 1970.  Estaba en alta mar saliendo de Santo Domingo hacia España: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no anda en tinieblas” (Juan 8, 12). Doce años más tarde, volando a Paris, me lo recordó pero no en palabras, sino como una película mostrándome paso a paso cómo Él había sido mi luz en cada momento. Me confirmaba Su fidelidad. Aquella vez viajé a España invitada por un sacerdote -fraile franciscano capuchino-, para  servir al Señor llevando la Palabra por España y Portugal. Ahora el Señor me enviaba a recorrer nuevos caminos con un sacerdote MSC, quien también seguía los pasos de San Francisco de Asís. ¡Qué grande y glorioso es nuestro Dios!”

Llegamos al aeropuerto de París donde nos esperaban dos miembros de la Comunidad de Emmanuel. Pasamos 3 semanas viviendo en una “maisonette” en Wissous (20 kilómetros al sur de Paris) con cinco miembros de Emmanuel, aprendiendo de su comunidad, nacida también de la experiencia de la RCC. Allí descubrimos la belleza del Teléfono de Oración, que ellos lo llamaron “SOS”. Aprendimos mucho de la adoración, la compasión y la evangelización.

En el Champs-Elysée, una avenida en el centro de París -entre miles de turistas- nos entrenamos para evangelizar en la calle. Por suerte aparecieron varios que hablaban inglés y español, y nos pudimos entender, pero ¡qué hermosa experiencia!.

J Santa Margarita Maria Alacoque

Santa Margarita Maria Alacoque

Santa Margarita María Alacoque

Tuvimos la oportunidad de visitar a Lisieux, donde se encuentran tanto la casa como el convento de Santa Teresita del Niño Jesús, antes de partir para pasar la Semana Santa en Paray-le-Monial, donde -en el siglo XVII -,Jesús se apareció a Santa Margarita María  de Alacoque, y dio origen al culto moderno del Sagrado Corazón de Jesús.

Este Jueves Santo, 8 de Abril de 1982, en la Basílica de Paray-le-Monial, John y yo nos consagramos al Sagrado Corazón de Jesús y -a la vez- le entregamos la Comunidad que estaba por nacer y que existía en su Corazón desde toda la eternidad.

Pentecostés sobre Europa

Finalmente fuimos a Estrasburgo en la frontera de Francia con Alemania, por casi dos meses para entregarnos en una especie de “super-comunidad”, compuesta de miembros de comunidades laicas de todos los rincones de Europa. Nosotros nos dedicamos a organizar un evento histórico de carismáticos, ecuménicos, durante el fin de semana de Pentecostés (28 – 31 de mayo). Se llamó “Pentecostés sobre Europa” y participaron más de 20,000 carismáticos de 12 distintas Iglesias y 25 países diferentes.

La experiencia expandió, amplió y profundizó nuestra visión de la obra del Señor en una forma inimaginable solamente unos pocos meses antes.

Volvimos a España, para entregar el apartamento, organizar nuestra mudanza y despedirnos de nuestros amigos.

Fuimos a visitar la familia de John en Inglaterra, y -pasando por New York, Nueva Inglaterra y Puerto Rico-, por fin, llegamos a “la tierra más hermosa que ojos humanos han visto” (Cristóbal Colón)el 20 de julio 1982.

El Padre Emiliano nos escribe

Cuando llegamos, el Padre Emiliano no estaba en La Romana ¡claro! porque estaba evangelizando. Pero antes, nos escribió así:

Parroquia San Pablo, La Romana, 21 de abril de 1982

“Estimados John y Nidia:

Ayer mismo, volviendo de un retiro que prediqué en la gran sala del liceo secundario en Moca, con Evaristo y Yolanda, con una asistencia que pasó de las dos mil personas el último día, encontré su buena carta en mi escritorio. Me alegré mucho de todas las buenas noticias que me daban, y de las ricas experiencias que están haciendo. Aunque no podremos hacer aquí todo lo que hacen en la comunidad de Emmanuel, algo podremos inventar, inspirándonos en la experiencia de los demás!

Así que todo lo que me cuentan en su carta, así como en la tarjeta que me enviaron desde Paray-le-Monial me da mucho gozo, y veo que el Señor esta preparando algo maravilloso para nosotros!

Yo les escribí a Madrid, pero parece que leerán esa carta nada mas en junio, cuando vayan a Madrid. Así que les repito rápidamente lo que les decía en ella: acabamos de alquilar una casa a cinco minutos de nuestra iglesia, aquí, en la parroquia, que les servirá muy bien, creemos, por lo menos para comenzar. Como las casas se hacen escasas y difíciles de alquilar, alquilé esta hasta fines de julio, y si les gusta, podrán seguir en ella. Pertenece a la mamá de una religiosa del Perpetuo Socorro que estaba sola en ella y tuvo que mudarse donde su hija, por causa de su edad; la casa tiene una salita, dos aposentos, una cocina, un patio pequeño, es prefabricada, igual que las del barrio. La pagamos RD$ 125.00 mensual. Así que ya tienen su casa para cuando lleguen.”

K Nuestra Casa en La Romana

Nuestra Casita en La Romana)

“Es verdad que yo no estaré aquí, pues estaré de vacaciones en Quebec, pero estará mi párroco, el Padre Andrés Dumas, de mi Congregación de Misioneros del Sagrado Corazón, y el está deseoso de verlos llegar. Podrán instalarse, comenzar a trabajar un poco con él en la parroquia, con las parejas y con la juventud, y cuando yo llegue en septiembre (al regresar de Francia), entonces planificaremos nuestro trabajo y nuestra comunidad de evangelización. El Padre Andrés Dumas, mi párroco, es también carismático, y el da retiros carismáticos con el equipo de jóvenes de la parroquia. Este año el esta dando cinco retiros en distintas ciudades del país, con ellos, y cuando él va a dar retiros, yo me quedo en la parroquia, para el ministerio de fin de semana. El próximo retiro que va a dar será en Nagua, la semana próxima.

Hoy vendrá a comer aquí María de Sangiovanni y su hermana Pilar con Miguel, esposo de Pilar. Ellos están comprando un apartamento en la playa de Bayahibe, cerca de La Romana, donde tendrán su casa de vacaciones. Yo le enseñaré tu carta.

Bueno, pues me alegro mucho que le hayan dado visa múltiple para Estados Unidos! Es señal de que el Señor nos está abriendo los caminos para evangelizar en muchas partes. ¡Aleluya!

… voy a participar en un Congreso Carismático en el norte de Quebec el fin de semana del p18-20 de junio, y la semana siguiente saldré el 24 de junio para participar activamente en el Congreso Carismático de San Antonio, Texas, para los latinos, el fin de semana del 26 y 27 de junio. La semana siguiente volveré al norte de Quebec donde pienso ir a visitar a otros de mis hermanos y hermanas.

Deseándoles mucho gozo espiritual en la experiencia del Pentecostés 82, les dejo dándoles mi mejor bendición.

Atte. les saluda y bendice de corazón,

Emiliano Tardif msc.

John y Nidia Fleury

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar