Francisco presenta en un vídeo la iniciativa de Cáritas “Siria: la paz es posible”

El papa Francisco toca su crucifijo mientras lo conducen a través de la multitud durante su audiencia general inaugural, en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el miércoles 27 de marzo de 2013. Francisco pidió el miércoles que se ponga fin a la violencia y los saqueos relacionados con el golpe de estado del fin de semana en la República Centroafricana, en su primera apelación de ese tipo por la paz desde que se convirtió en papa. (AP foto/Andrew Medichini)

(ZENIT – Roma).- Cáritas Internacional ha organizado la campaña “Siria: la paz es posible”, la cual cuenta para su presentación con un vídeo mensaje del papa Francisco.

Para la campaña ha sido lanzada la web: http://syria.caritas.org/es/ que invita a formar parte de un movimiento mundial para detener el conflicto, buscando refugio y hospitalidad para quienes son desplazados, poniéndose en primera línea con la gente que necesita ayuda.

En su mensaje, el Santo Padre señala la incoherencia de quien habla de paz y al mismo tiempo vende armas, y que el mundo debe reconocer que no existe una solución militar para Siria sino política, apoyando las conversaciones de paz para construir un gobierno de unidad nacional.

Invita así a unir fuerzas para que la paz sea posible, y concluye: ¡Esto sí que será un grandioso ejemplo de misericordia y amor vivido por el bien de toda la comunidad internacional!

Texto del vídeo mensaje
“Queridos hermanos y hermanas:

Hoy quiero hablaros de algo que entristece mucho mi corazón: la guerra en Siria, que ya entró en su quinto año. Es una situación de sufrimiento indescriptible, cuya víctima es el pueblo sirio, obligado a sobrevivir bajo las bombas o buscando vías de evacuación a otros países o áreas de Siria, menos desgarradas por la guerra: abandonan sus hogares, todo … También pienso en las comunidades cristianas, a las que mando todo mi apoyo, a causa de la discriminación que tienen que soportar.

Me gustaría hacer aquí una exhortación a todos los fieles y a todos aquellos que están comprometidos con Cáritas, en la construcción de una sociedad más justa. Mientras que el pueblo sufre, una increíble cantidad de dinero se gasta para proporcionar armas a los combatientes. Y algunos de los países proveedores de estas armas también se encuentran entre los que hablan de paz. ¿Cómo se puede creer en quienes con la mano derecha te acarician y te golpean con la izquierda?

Animo a todos, adultos y jóvenes, a vivir con entusiasmo este Año de la Misericordia para vencer a la indiferencia y proclamar con fuerza que ¡la paz en Siria es posible! ¡La paz en Siria es posible!

Por eso, somos llamados a encarnar esta Palabra de Dios: “Porque yo sé muy bien lo que haré por ustedes; les quiero dar paz y no desgracia y un porvenir lleno de esperanza – palabra de Yavé” (Jeremías 29 , 11).

Les invito a orar por la paz en Siria y por su pueblo, en ocasión de vigilias de oración, de iniciativas de sensibilización en grupos, en parroquias y comunidades, para difundir un mensaje de paz, un mensaje de unidad y esperanza.

Que a la oración, sigan luego obras de paz. Les invito que se dirijan a aquellos que están involucrados en las negociaciones de paz, para que tomen en serio estos acuerdos y se comprometen a facilitar el acceso a la ayuda humanitaria.

Todo el mundo debe reconocer que no existe una solución militar para Siria: sólo una política. Por lo tanto, la comunidad internacional debe apoyar las conversaciones de paz para construir un gobierno de unidad nacional.

Unamos fuerzas, a todos los niveles, para asegurarnos de que la paz sea posible en la amada Siria.
¡Esto sí que será un grandioso ejemplo de misericordia y amor vivido por el bien de toda la comunidad internacional!

¡Que el Señor les bendiga y la Virgen les guarde!  Gracias”.

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar